Hotel en Vic – Can Pamplona

Vic, una ciudad Medieval con encanto

 

Vic es una ciudad llena de encanto y su casco antiguo os enamorará sin duda.

No dejes pasar la oportunidad de conocer todo lo que ha ido conformando el pasado histórico de una ciudad tan relevante como es Vic.

Plaza del Mercadal:

La Plaza de Mercadal es el punto neurálgico de Vic y sin duda el punto de partida para descubrir Vic.

Entre las muestras y mercados que se realizan en ella, destacan el Mercado del Ram, el Vicantic, el Mercado de Música Viva, la Muestra Gastronómica y el Mercado Medieval. Los mercados semanales se celebran los martes y los sábados por la mañana.

 

Hoy en día, los mercados y actividades que se celebran en Vic son de tal fama que atrae a gente de todas partes.

La plaza está enmarcada por 4 bandas de arcadas y a su alrededor se levantan varias casas con muestras de arquitectura gótica, barroca, renacentista y modernista, y edificios como el templo romano del que hablaremos más adelante.

En el lado sureste encontramos el ayuntamiento, un edifico gótico con campanario que data del 1388. En la esquina suroeste la Casa Comella, un palacio modernista del siglo XIX. Es aquí que encontramos la entrada más grande en la plaza, la calle de Jacint Verdaguer. En la esquina noreste, hay una replaza con una estatua y un banco circular.

Uno de los otros edificios de interés en la plaza es la Casa Costa.

 

Casa Costa: casa modernista del siglo XX

Construida en 1906 por el maestro de obras Josep Ylla, es un edificio de planta baja y cuatro pisos que destaca por sus grandes dimensiones. La decoración en las aberturas, ventanas y balcones con motivos escultóricos dan gran riqueza a esta belleza arquitectónica. Las composiciones escultóricas de los balcones de Pere Puntí y Tierra del primer piso, representan los cuatro estamentos sociales de la época: la agricultura, la nobleza, la iglesia y los menestrales.

Otras casas de interés en la plaza:

Casa Tolosa: casa barroca del siglo XVIII

Casa Moixó: casa barroca y renacentista del siglo XVI

Casa Beuló: casa barroca y gótica siglo XVI

Casa Cortina: casa modernista del XIX.

 

El Templo Romano:

El templo romano de Vic (Ausa en época romana) es una obra declarada Bien Cultural de Interés Nacional.

Fue construido a principios del siglo II, en la parte más alta del terreno alto de un cerro junto al río Mèder.

Durante siglos, fue un edificio desconocido porque estaba rodeado y formaba parte del castillo de los Montcada, construido a finales del siglo XI. Sus paredes formaban parte del patio interior del castillo y no fue hasta 1882, en derribar el antiguo edificio, que se descubrió su existencia.

Pasaron los años y un grupo de personajes ilustres de Vic, entre los que destacaba José Serra y Campdelacreu, archivero municipal, se dieron cuenta del valor del monumento y adquirieron el solar para proceder rápidamente a su recuperación.

En ese momento se rehizo la celda con su cubierta, se hizo de nuevo el muro de la fachada, y de acuerdo con el único capitel conservado en el ángulo NE de la obra y con las medidas que proporcionaba un fragmento de fuste de columna recuperado, se construyó la columnata frontal.

Finalmente, en 1959, se completó el frontón triangular que corona la columnata.

Este edificio es visitable, así que no pierdas la oportunidad de hacerlo!

 

La Catedral de San Pedro:

La Catedral de St. Pere de Vic conserva dos espléndidos testimonios de su pasado románico, el campanario y la cripta, que nos recuerdan que fue el mismo obispo y abad Oliba quien la hizo reconstruir durante la primera mitad del siglo XI.

Siglos más tarde, la nave románica fue sustituida por un conjunto de notable calidad. Detrás de la fachada neoclásica se descubre un interior ancho con tres naves de vueltas blancas, en los muros cuyas pinturas de Josep Maria Sert impresionan por sus composiciones atrevidas y por el fascinante contraste del oro brillante con la oscuridad de las sombras.

En el deambulatorio se puede contemplar el extraordinario retablo gótico de Pere Oller, antiguamente en el altar mayor, y en el lado sur se conserva, a pesar de todas las aventuras constructivas que ha sufrido, un bellísimo claustro del siglo XIV, centrado por el monumento dedicado al filósofo Jaume Balmes.

 

Muy cerca del conjunto se encuentra el Museo Episcopal de Vic, con una de las colecciones de arte románico y gótico más importantes de Europa, muy recomendable para todos aquellos amantes del arte medieval.

Vic, es indiscutiblemente una ciudad llena de monumentos cautivadores y en nuestro Hotel Can Pamplona, ​​junto al Centro de Vic os esperamos, con todo listo para hacer tu estancia inolvidable.

Podrás disfrutar de un alojamiento cómodo y asequible con un trato personalizado y cercano.

No lo dudes, si lo que quieres es descubrir Vic, te lo ponemos fácil, no pierdas ni un minuto más y reserva tu estancia con nosotros!

 

 

FUENTE:

Catalunyamedieval.es

Viquipedia.cat

Ososnatour.com

Cataloniasacra.cat