Oferta web 5%

Qué visitar en Vic

Hay ciertas ciudades que tienen un encanto especial. Ya sea por los edificios, la gente o la cultura, pero por algún extraño motivo despiertan en tu interior esas ganas de descubrir lo que te rodea. De investigar y perderte por su metrópolis. Y, sin ninguna duda, Vic es una de esas ciudades con encanto especial. Está repleta de edificios, museos y estructuras del románico que merecen la pena visitar.

Al ser una ciudad de unos 47.000 habitantes, podrías ver sus puntos de interés en un mismo día. Pero creo que se puede disfrutar mejor si hacemos una pequeña escapada y descubrimos la ciudad tranquilamente mientras descansamos en un lugar cómodo. Y es ahí donde el Hotel Can Pamplona nos puede ayudar, gracias a su estilo único y elegante, a su opción de alojamiento+desayuno y su excelente ubicación a solo un paso del gran centro histórico de la ciudad.

En el blog de hoy, veremos los lugares más destacables y que no te puedes perder si estás en Vic.

Qué visitar en Vic: La plaza mayor

También conocida como Mercadal, es uno de los lugares más emblemáticos de Vic. Lleva siendo usada como lugar de mercado desde la Edad Media hasta hoy en día, donde todos los martes y sábados tiene lugar el tradicional mercado semanal. Además, en ella se celebran múltiples ferias y festivales, como el Mercat del Ram, la Festa Major o el Mercat de Música Viva

Qué ver en Vic: El Ayuntamiento

En la misma plaza mayor encontramos el ayuntamiento. Un edificio de estilo barroco acompañado de su pequeña torre del reloj, que hoy en día es usada como oficina de turismo. También cuenta con unas excepcionales pinturas del autor Josep Maria Sert, en las paredes de la sala del consultorio.

La Casa Comella

A dos minutos a pie tenemos esta sorprendente casa de estilo neogótico con toques modernistas, obra del arquitecto Gaietà Buïgas, conocido por ser el autor del famoso monumento a Cristóbal Colón, situado al final de las populares ramblas de Barcelona.

Su espectacular fachada es digna de fotografiar si nos encontramos en Vic.

Lamentablemente, el interior de la casa no está abierto al público.

El Museo Episcopal de Vic

Si nos adentramos más por la ciudad, nos encontramos con el MEV, el museo episcopal de Vic, a tan solo 5 minutos de la Plaza Mayor. Contiene una de las colecciones más importantes de arte medieval de toda Europa. Consta de un total de 29.000 piezas,  de las que destacan sus pinturas y esculturas, tanto góticas como románicas. 

 

Está abierto al público todos los días de la semana, menos el lunes, aunque dependiendo del día o de si es festivo el horario varía. La entrada está por un precio de 8 euros para los adultos.

Qué visitar en Vic: El templo Romano

También situado a 5 minutos de la Plaza Mayor, está el famoso Templo Romano de Vic. Esta histórica estructura del siglo I no fue descubierta hasta 1882, dado que en ese lugar se encontraba antes el castillo de Montcada. Las paredes del actual templo formaban el patio interior del mismo.

Qué ver en Vic: La Catedral

Originaria del siglo XI, la Catedral de Vic es una visita imprescindible que hacer. Aún conserva su campanario, el cual es el más alto de Cataluña de estilo románico, aunque el claustro se acerca más al gótico. Los exquisitos murales del interior de la Catedral llevan la firma de Josep Maria Sert.

Podemos acceder a ella de manera gratuita, pero para visitar ciertas zonas especiales como la cripta, el retablo mayor y el claustro anteriormente mencionado se tiene que pagar 2 euros por persona. Sin duda alguna, merece la pena.

El puente medieval de Queralt

Situado en las orillas del río Meder, este puente románico data del siglo XI. Antiguamente, era el que permitía el acceso a aquellos que llegaban desde Barcelona. 

Para llegar al puente, tenemos que pasar por la Rambla del Bisbat, donde en el pasado se encontraban las antiguas murallas de Vic. Además, muy cerca de él están las curtidurías, donde se trabajaban y secaban las pieles.

Cómo se puede ver, Vic está repleta de puntos y lugares interesantes que visitar y descubrir. Así que ya sabes, solo tienes que reservar la habitación que mejor se adapte a tus necesidades en el Hotel Can Pamplona y empezar esté viaje que no te puedes perder.

Scroll al inicio
Ir arriba
Ir al contenido